Historia de la publicación de los documentos

Visto en Internacional, Sociedad, Trama

Publicar estos documentos no ha sido nada fácil: en primer lugar, los documentos se encontraban en paradero desconocido. El tesón de los periodistas de investigación de Alternativa 13, no obstante, les ha llevado a perseguir pista tras pista hasta dar con la persona que tenía los documentos, y con quién podía hacerlos públicos.

La historia de la publicación en Alternativa 13 de estos documentos es dura para los miembros de esta redacción: antes de recibir los documentos, la persona que los tenía nos hizo llegar una prueba de que nuestro redactor jefe M.P. era desde siempre un 'acólito' de la Tijera. Hemos sabido que se dedicaba a tentar a jóvenes periodistas para intentar involucrarles en esta oscura organización.

Al tener conocimiento de esto, hemos cambiado los canales habituales para poder publicar los documentos sin el conocimiento de M.P. En estos momentos, M.P. está en paradero desconocido.

Los y las agentes de Alternativa 13 han alcanzado el éxito tras trabajar sin descanso, en un esfuerzo de investigación cooperativa, que puede verse en los mensajes cruzados en 'el Café', el lugar que usaban para comunicarse e intercambiar los avances de la investigación.

Todo empezó con la muerte de nuestro compañero y amigo, el juez Bartolomé Pérez. Aunque la policía no pudo avanzar mucho en la resolución del caso, la investigación dio un giro gracias a las aportaciones de los periodistas de Alternativa 13. Quienes resolvieron el caso lo contaban ellos mismos en este artículo.

Al estudiar atentamente algunos documentos que el juez dejó en su cuenta, los investigadores encontraron un nombre escondido: el de una estudiante, alumna del juez. Cruzando esta información con una carta hallada en poder de la asesina del juez, rápidamente llegaron a la idea de que era esta estudiante, Sara Beramendi, quién tenía en su poder los documentos que se han publicado.

Pero, ¿dónde estaba Sara? En un nuevo alarde de talento investigador, nuestros y nuestras periodistas consiguieron ponerse en contacto con Sara, y que ésta les revelara su encuentro con el juez, casi fortuito, cómo le pasó los documentos, y cómo ahora se estaba escondiendo a la espera de que una persona de confianza del juez, un tal D.R., se pusiera en contacto con ella.

Este D.R. era el destinatario de la carta que interceptó la asesina del juez, de modo que nunca supo que existían los documentos ni tampoco que Sara le esperaba. Hasta que volvieron a intervenir los y las periodistas de Alterativa 13. Aunque D.R. Había desaparecido del mapa por voluntad propia, marchándose de cooperante a un país indeterminado, había dejado una puerta cerrada en su blog para que alguien le contactara si había un asunto muy urgente. La 'llave' de esta puerta eran un conjunto de acertijos que requirieron de la colaboración de las investigadoras para poderse resolver.

Finalmente, los y las agentes de Alternativa 13 consiguieron ponerse en contacto con D.R. y dirigirle hasta Sara Beramendi. Se unían así las dos piezas del puzzle (la persona que tenía los documentos con la que podía descifrarlos y publicarlos en los canales correctos). Y así es como hace sólo unas horas, los documentos llegaron a múltiples medios al mismo tiempo.

Muchos han decidido no publicarlos (¿por qué razón? Nos preguntamos...), pero en Alternativa 13 sí hemos cumplido con nuestro deber de informar y con el deseo último del juez: pararle los pies a la Tijera.


Comentarios (0)|Esto es ficción, ¿podría ocurrir en 2013?